10 consejos para volver a correr
  • El primer consejo, paradójicamente, es que no eches a correr nada más comenzar en esto del “running”. No es necesario. Piensa que lo que quieres es sentirte bien realizando deporte. Los dolores de una sobrecarga o una lesión, no son nada agradables.

 

  • Utiliza unas zapatillas cómodas. Si son nuevas, póntelas en casa de vez en cuando para “domarlas”. Esto evitará que salgan rozaduras o ampollas cuando salgas a hacer deporte. Lo ideal es que la zapatilla tenga una suela suficientemente gruesa (de 1,5 a 3 cms) para amortiguar y que sea flexible, pudiendo “doblar” la zapatilla con facilidad. Cualquier tipo de calzado con suela muy fina o demasiado rígido descártalo, tanto para andar como para correr.
Zapatillas
  • La frecuencia semanal debe ser de 2 o 3 sesiones a la semana.
  • El tiempo que debes utilizar para la sesión es de treinta minutos a una hora.
  • Comienza realizando de 30 a 45 minutos de andar alternando con la carrera. Una forma inteligente de hacerlo puede ser:
    • Comienza la sesión caminando a ritmo lento para ir pasando a un ritmo cada vez más rápido durante 10 minutos.
    • Una vez pasados esos primeros 10 minutos realiza una de las siguientes secuencias, ordenadas de menor a mayor dificultad:
      • Andar cuatro minutos y al empezar el quinto minuto correr entre 15 segundos y un minuto. Repite la secuencia hasta alcanzar los 20 minutos.
      • Andar 2 minutos y a continuación correr ente 15 segundos y un minuto. Repite la secuencia hasta alcanzar los 20 minutos.
      • Andar cuatro minutos y al empezar el quinto minuto correr entre 30 segundos y un minuto. Repite la secuencia hasta alcanzar los 30 minutos.
      • Andar 2 minutos y a continuación correr ente 30 segundos y un minuto. Repite la secuencia hasta alcanzar los 30 minutos.
    • Al finalizar la secuencia que hayas elegido vuelve a caminar para ir cada vez más despacio durante unos 5 minutos y termina la sesión con unos estiramientos sobre todo poniendo énfasis en el tren inferior.
    • Lleva contigo una botella pequeña de agua, es importante hidratarse.
    • Correr es un deporte de resistencia, donde lo que más cuesta es la constancia. No hace falta ir muy rápido. No hagas bueno el refrán de “quien mucho corre, pronto para”.
    • Compárate contigo mismo. Da igual si un amigo o amiga va más rápido o hace más kilómetros que tú. Lo importante es que tú vayas mejorando cada día.
    • Disfruta de la actividad. Ya sea andando, corriendo o conociendo tus límites. Siempre.
Correr