corredores expertos
  • No eres el/la mism@. Creemos que después de un parón de entrenamiento seguimos en el mismo estado de forma que cuando paramos, o tal vez parecido. Es necesario saber que la falta de entrenamiento de una semana puede hacer que vuelvas a la condición física que tenías hace tres semanas. Un mes y medio de parón puede hacerte retornar al punto de partida de la temporada. Por esto, hemos preparado estos consejos dirigidos a los corredores habituales.
  • Para evitar que tu euforia por volver a entrenar te juegue malas pasadas, es necesario ajustarse a lo planificado para el mesociclo, utilizando las zonas de rendimiento cardiovascular, kilómetros, velocidad por kilómetro, velocidad media, etc así como evaluaciones de tu rendimiento para ajustar la carga de los entrenamientos.
velocidad
  • No intentes recuperar “en un día” lo que has ido perdiendo durante el tiempo que ha durado “el parón”. Las sobrecargas, lesiones o recaidas son espadas de Damocles pendiendo sobre tu temporada.
  • Paso lento pero seguro. No desesperes pues, salvo complicaciones, recuperarás el estado de forma anterior en menos tiempo del que te costó conseguirlo en un principio
  • Este consejo es muy corto. Si el parón realizado ha sido por lesión. Antes de comenzar cualquier entrenamiento deberás hacer una readaptación deportiva.
  • Volver a ajustar lo que comes. Los parones suelen ir acompañado de malos hábitos alimenticios o de un empeoramiento de los hábitos saludables que se tenía. Por lo tanto es muy importante volver a nutrirse adecuadamente.
alimentación

Los últimos cuatro consejos no pueden ser otros que los que os comentamos en nuestro artículo  SI QUIERES SALIR A CORRER, ¡HAZLO BIEN!.